jueves, 5 de abril de 2012

Catedral y camelina

Tarde soleada, hemos de rondar los 30 grados centigrados... Pareciera que estan muy placenteras la catedral y la camelina, imagino que al tacto la reja ha de ser intocable a menos que se desee una terrible herida por quemadura.

Imagino que la cantera ha de crujir, sino fuera por el bullicio del centro de la ciudad podria oir como la cantera comienza a resquebrajarse como si fuera arroz inflado en algun liquido, repito, solo lo imagino.

La camelina, unicamente se balancea por el pasar del aire, sus tallos verdes y hojas coloridas hacen pensar que se encuentra en perfectas condiciones, apacible, fresca...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada