miércoles, 23 de noviembre de 2011

Vagando un poco por la carretera.

altares

Altares de Muerto en Tzintzuntzan, Mich.

 

crosscow

 

 

road

 

paisaje

sábado, 19 de noviembre de 2011

ALDEA DIGITAL #ADMX 19112011

Prometía mucho y como político hasta nos quedó a deber.

El anuncio se da, cuarto `para las doce. Un mes antes hay que juntar a la gente, que si no conocen el concepto, que si quieren más beneficios, que si no te dan la lana. Del otro lado, quien organiza guarda hermetismo, apenas contesta los tweets, su página es un total desorden.

No hay convenio para autobús. Este año cobraremos el doble. No se acepta efectivo pues es exclusiva venta por internet. Espera el programa de las conferencias. Estas y otras declaraciones en twitter golpeaban duro en el ánimo, pero este no decaía.

Al final se juntan los mínimos para el descuento. La mayoría nuevos asistentes animados por los relatos de los únicos 3 que repetirán este año. Despues de mover cielo y tierra se consigue el préstamo de la camioneta de la escuela… ya vamos en camino.

La llegada no sorprende, el mismo proceso lento de registro. El ánimo al 100%, los relatos de lo sucedido el año anterior no cesan, así sea que se repitan una y otra vez.

No nos instalamos el dia de llegada por ir a comprar cosas al super. Me toco cargar con 3 botellas de whiskey en la mochila a pesar de que ninguna gota de eso era para mi, en fin.

La noche es un tanto incómoda, el molesto ruido de facebookeros fanáticos de la banda, mismos que estaban ebrios, lo blando del piso de concreto a pesar de la colchoneta…

El despertar es tranquilo, desde el dia anterior la comida ha tenido su mérito, el desayuno lo confirma.

Las conferencias/charlas/pláticas/talleres son interesantes a mi ver, me generan un mejor ánimo de continuar en mi carrera.

Salí para recorrer un poco de la Ciudad de México y para buscar un accesorio para mi teléfono, me perdí la comida pero no desesperé por confiar en la cena.

Llegue cansado pero me animé a subir a las conferencias, el ánimo lo conservaba pero comenzó a decaer desde que al finalizar las charlas comenzaba el robo en despoblado de playeras que se supone daban a todos.

Llegada la hora de la cena, no me molesto la fila pero si el que nos conminaran a dejar las mochilas quien sabe dónde pues el bajar a dejar las cosas no era muy seguro, en twitter ya se leía el robo de cosas en la zona de acampado.

La gente se colaba en las filas, esto no es novedad y hasta se habría tolerado pero era gentuza del staff que decía “lo siento, estoy trabajando y no puedo esperar” y sin más ganaban el lugar a unas pobres chavas que si hicieron todo el protocolo debido.

El sabor de la comida era bueno sin embargo comparado con lo del dia anterior, en cantidad no le llegaba a los talones, sin embargo, a ciertos personajes si les toco una mejor porción… sonará ardilla pero no, todo lo contrario, me alegro por ellos, porque posiblemente no haya detrimento en su opinión sobre el evento, pero para el ciudadano de a pie esto es totalmente distinto.

Se acerca un conocido de un conocido… “once pomos” cuenta con orgullo “4mil, 5mil varos nos echamos anoche” “los otros eran los del desvergue, decían que no aguantábamos” “ellos con un pomo ya estaban locos”

Algo chasqueó en mi cabeza y entendí. Este es su ambiente, solo vienen por el costo y porque hay internet… no hay interés en conferencias, no se participa en nada, llegan a denigrarse por un regalo.

Los retos y actividades siguen llamando, pero son las menos.

No estoy dando más méritos a la otra LAN Party pues son radicalmente la contraparte… mientras unos son el valemadrismo total, los otros son el Echeverria o el Diaz Ordaz de todo lo geek.

El año pasado también ocurrió lo mismo pero en menor cantidad, de una forma mas elegante o que se yo… el chiste es que se veía incluso mas animado de forma geek el asunto.

¿Qué si soy muy lloron? ¿Qué si no aguanto nada? Da igual, como dijo Tamara de Anda, al final todos hacen lo que quieren… por eso estamos como estamos.

¿Relataré lo de los demás días? No creo.

-ambakerantani